lunes, 12 de diciembre de 2016

Cabinas de vehículos y sofás, los tristes habitantes del Humedal Jaboque


Bogotá, Diciembre 12 de 2016. La costumbre de los ciudadanos de arrojar basura a las calles está afectando gravemente a los humedales bogotanos, así como al flujo de las aguas que pasan por las alcantarillas y sumideros de Bogotá.
Las basuras, entre otras consecuencias, contribuyen a que se generen inundaciones en temporadas de lluvia, según la Empresa de Acueducto de Bogotá EAB.
No se trata solo de papeles y botellas: la EAB encontró colchones y muebles en los canales Los Ángeles y El Carmelo del Humedal Jaboque, en su última operación de limpieza. Según la entidad, este es uno de los puntos más críticos de la ciudad.
“Aquí encontramos un depósito de colchones, de muebles, de escombros”, aseguró la coordinadora social de la EAB, Marcela Romero. Sin embargo, lo que más ha indignado a la entidad es encontrar en este sistema cabinas de vehículos, llantas y colchones.
“Debemos concientizarnos de no arrojar la basura a la calle y sacarla en los horarios establecidos y así, evitar las inundaciones por temporadas de lluvia”, agregó.
Esta hace parte de una de las jornadas de limpieza que viene adelantando el Distrito. En ellas se han encontrado más de 16.000 toneladas de basura y escombros en el sistema de alcantarillado de la ciudad.
Por su parte, el gerente de la EAB, Germán González, hace un llamado para el buen uso de los alcantarillados y evitar arrojar basura y escombros a las calles y cuerpos de agua para evitar taponamiento.
Así mismo, el promotor ambiental de Engativá Édgar Grisales invitó a sus vecinos a cuidar este humedal “debemos apreciar y valorar está riqueza hídrica que tenemos en nuestra localidad”.

No hay comentarios: